EL PROYECTO PROTÉSICO

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ ESTAMOS RECAUDANDO FONDOS?

Davide ha perdido sus brazos y piernas tras sufrir una sepsis meningocócia. En este tiempo de recuperación, a través de diferentes colectivos y personas amputadas hemos sabido que las prótesis que ofrece el sistema sanitario son excesivamente básicas, no adecuadas para un chico joven y activo, con toda la vida por delante. El catálogo protésico nacional no se ha renovado desde el año 2000, a pesar de los muchos avances que ha habido en este campo en los últimos años. Además, en el hospital en el que Davide está recibiendo la fisioterapia y rehabilitación - después de tres semanas en casa sin recibir ningún tipo de tratamiento - la sensación general es de desinformación, parece que están perdidos, que no han visto nunca un caso así y no saben cómo tratarlo. Información acerca de las prótesis hasta el momento? Ninguna. 

 

Hemos entendido que tenemos que buscarnos una alternativa.   

Queremos que Davide tenga unas prótesis adecuadas a su estilo de vida, que le permitan recuperar su independencia y que no generen nuevas patologías. 

Por desgracia, el grado en que te ves afectado por la discapacidad depende de tu bolsillo. Viendo los precios de las prótesis, da la sensación de que este es un mundo para ricos, y nosotros estamos muy lejos de serlo. 

(Sí, es increíble que en pleno 2018 tener unas prótesis dignas sea un lujo para unos pocos)

Para que lo entendáis mejor, os mostramos un resumen de los costes aproximados de cada tipo de prótesis. 

Prótesis para miembros inferiores:

 

Afortunadamente, el nivel de amputación de las piernas ha sido transtibial (por debajo de la rodilla) por lo que la adaptación de prótesis y recuperación de la movilidad será mucho más fácil que si no se hubiera conservado la articulación. 

 

Las prótesis constan de las siguientes partes: 

  • Encaje interior o liner: son vainas/fundas de silicona que funcionan como amortiguadores entre la piel y el encaje externo. Protegen el muñón y aportan comodidad a la hora de usar las prótesis. 
    Los encajes interiores se deben cambiar cada año, y su precio ronda entre los 900 y los 1000 euros. 
     

  • Encaje rígido: es el encaje externo, que se introduce sobre el encaje interior por presión y se ajusta perfectamente a las paredes del muñón. Se genera una suspensión por vacío, haciendo que la base no apoye. Esta pieza se hace a medida, por lo que hasta que el muñón no se estabilice en volumen habrá que cambiarla cada cierto tiempo. La definitiva sería de fibra de carbono. 
     

  • Pie: un pie básico, fabricado en fibra de carbono, para para caminar y subir escaleras. Duran aproximadamente unos cuatro años, y pueden costar entre 6000 y 9000 euros (cada uno, por supuesto). Las principales empresas fabricantes son Össur y Ottobock. Esta pieza se introduce en otro pie de acabado cosmético con forma anatómica para que los zapatos se adapten mejor. 
     

  • Tubo: pieza por la que se conecta el encaje externo con el pie. Puede ser de acero, titanio o aluminio. 
     

  • Y eso no es todo: las prótesis tienen funciones limitadas, por lo que si Davide quisiera hacer deporte (que sabemos que sí, que está deseando), necesitaría otro tipo de prótesis. Lo mismo sucede con las prótesis de agua, necesarias para cosas tan normales como darse una ducha o un baño en la playa. 

 

Prótesis para miembros superiores: 

Al igual que en las piernas, se ha podido conservar la articulación de los codos (aunque tenemos dudas sobre el encaje de una prótesis estándar en el brazo izquierdo, en el que se han conservado muy pocos centímetros bajo el codo). 
Las prótesis de brazo son muchísimo más caras que las de pierna, y podemos imaginar por qué. En primer lugar, porque la funcionalidad de las manos es infinitamente más compleja - y difícil de imitar- que la de los pies. A través de electrodos captan las señales de los músculos del muñón para activar el movimiento. En segundo lugar, se dan muchos menos casos de amputaciones de brazo, por lo que es un mercado muy limitado. 

Principalmente, hay dos tipos de prótesis de mano:

  • Mioeléctrica de pinza: consta de tres piezas que imitan a los dedos pulgar, índice y corazón, semiflexionados y en oposición, de manera que están en la posición de pinza, se abren y cierran y permiten realizar acciones cotidianas como coger cosas, comer, agarrarse, etc. 
    Sin embargo, al ofrecer un único movimiento su función es bastante limitada. 
     

  • Mioeléctrica con dedos independientes: son las que conocemos como biónicas. Son manos mucho más evolucionadas que permiten realizar multitud de movimientos imitando a la mano real, como pulsar botones, sostener objetos delicados, ajustar la presión al objeto que se toma, incluso utilizar un ratón para ordenador. 
    La mano bebionic de Ottobock es una de las más avanzadas, con catorce posiciones y aguante de hasta 45 kilos de peso. ¿Lo malo? Su precio está en torno a los 50.000€. Una verdadera exageración. 

Hay que decir también que al inicio Davide tendrá que empezar el tratamiento con prótesis de prueba, temporales, ya que el muñón necesita alrededor de un año para tomar su tamaño definitivo. 

#ArribaLaVida

  • White Facebook Icon
  • White Google+ Icon
  • White Instagram Icon